domingo, enero 28, 2007

Propósitos

Esta película significa mucho para mí. La descubrí en mi peor etapa y me enamoré a primera vista. Me dejó una sonrisa en los labios. Y fue la primera vez que no me importó que mi madre clasificase algo que yo adoraba como "una completa estupidez". En aquel momento me identifiqué totalmente con Amélie, y aún ahora, lo sigo haciendo. Supongo que todos nos sentimos identificados con algún personaje de película. Pues ésta es la mía.

Hoy he vuelto a verla. Siempre me quedo con ese sabor agridulce, porque Amélie consigue cambiar el curso de su vida, y yo nunca lo he hecho. Pero está decidido. Voy a intentar cambiar. Y supongo que mi propósito es pretencioso pero he estado pensando. ¿Qué podría cambiar de mí que me hiciera ser mejor?

Prestarle más atención a mis amigos, intentar aplicarme y vencer la timidez. Lo último, sobre todo. Mi padre me lo ha estado repitiendo todas las navidades. "Tienes que ser menos cortada, que te da vergüenza hasta pedir un vaso de agua". Lo voy a intentar, sí. No puedo decir que lo consiga, pero al menos no seré una cobarde quedándome quieta, observando cómo la gente triunfa y consigue sus metas y yo permanezco estancada. Quiero avanzar, como todos. Y quiero verme y sentirme orgullosa de mi logro. De poder decir: "Me he esforzado y estoy aquí"

En fin, es sólo eso. Últimamente creo que mis posts no son demasiado animados, a pesar de que estoy perfectamente. Parece ser que me estoy tomando la vida desde otra perspectiva.

Cambiando de tema. Mi piercing de la ceja ha muerto. Guardad un minuto de silencio y recordadlo en vuestras plegarias. Me lo he quitado porque ya me sobresalía la mitad de la barra, y estaba horroroso. Cuando vuelva a España me agujerearé de nuevo la ceja, no os preocupéis. Y mientras veía Amélie, se ha cerrado la parte de arriba. No hay marcha atrás. Eso sí, me ha costado decidir quitármelo, he tenido que lanzar una moneda al aire para hacerlo. Fue mi primer piercing y tiene un significado especial. Me ha dado un montón de pena. Ais.

Ah, sí. En cuanto se me acaben las galletas con chocolate, voy a decirle "adios adios" a éste. Que me estoy gastando un pastón con el vicio. Aunque el número de tés por día aumentará considerablente. Pero no creo que mi cuerpo se vaya a quejar. En la última revisión los médicos me volvieron a chillar para que bebiese tres litros de agua al día. Así que nada, a ver si es verdad eso de "mens sana..."

Ale. Que os vaya bien, gente. Y deseadme suerte :P

Creo que me he rayado a mí misma con este comment. Bah, qué más da. xD Me apetece escuchar música gregoriana, pero me la dejé en casa. Qué mierda U.U

Está sonando: Caresse sur l'océan, de la BSO de Los Chicos del Coro.

8 comentarios:

Opium Dwarf dijo...

Weno weno.. me parece bien si...*sharee da el visto bueno XD...aunque ya te he dado mis comentarios via msn :P suerte muchacha!

judith dijo...

Ey! Me parece genial tu proposito, y ya sabes quien se va a encargar de las collejas cuando vea que flaqueas...:P
PD: cuando he abierto tu pag y he visto la foto de amelie....:____) que recuerdos...que peliculon, ains que me gusta a mi (tero verla otra veeeeeez)

sharee dijo...

A ves eso si k se me olvido decirlo XD k yo necesite muchas collejaz XDDDDDDDDDDD pero cualquiera puede tener mas inteligencia y fuerza de voluntad k yo XD asi k... XD

Opium Dwarf dijo...

Ahaaaaaaa porque sacose mi nick felizmente... amos a averiguarlo... a ve.. le doy aki... le doy alli... mmmm intrigante...

Ariniel dijo...

sharee, olvidas que somos hermanas y nos separaron al nacer y a mi me criogenizaron... estamos cortadas con el mismo patrón...

solo espero tener buena forma para correr y escapar de las collejas que sobrevuelen mi nuca xDD

GLaEdR dijo...

No he visto esta pelicula, aunque si he oido hablar de ella. A ver si la puedo ver pronto. A veces yo tambien me siento como tu. Ves a las demas personas hacer cosas que tu quieres hacer, pero a veces uno no se atreve en hacer lo que a uno le apetece, y se queda parado, y enfadado con uno mismo ya que piensa que la gente va a estar mirando todo lo que uno haga, y nos retraemos. Un saludo para la española de Irlanda!!

Rafael dijo...

Yo también disfruté mucho con esa película, y aunque no se pueda decir que me identificara con la protagonista, porque no, sí entendía perfectamente cada una de las cosas que pensaba, o sentía. Me gustaron especialmente dos escenas pequeñitas y que casi pasan desapercibidas: cuando suelta el pez en el río, al principio, y el pez la mira y luego se va. Y sobre el final, cuando siente moverse la cortina, mira y es el gato.
Por último, tal y como me dijiste a mí, no te machaques tano :P A todos nos pasa eso, a algunos más, a otros menos.
Besos y abrigos!

Anónimo dijo...

Llego tarde a este blog, pero coincido en los 2 momentos de la peli que ha puesto el último posteador.

La escena del pez, cuando lo suelta en el río, la niña mirando al pececito, toda apesadumbrada, y el pececito que se vuelve para mirarla por última vez. Preciosa.

La escena de la cortina, el gato y la tristeza de Amelie cuando descubre que ha vuelto a dejarse llevar por su imaginación. Siempre lloro al verla.

Un saludo
Nestor